Desafinaciones a partir de Chávez

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: “No mueras, te amo tanto!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Se le acercaron dos y repitiéronle:
“No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: “Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: “¡Quédate, hermano!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporase lentamente
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

CÉSAR VALLEJO, La masa.

 

Cuentan que en Venezuela interpelaron a la muerte:

en un acto colosal de escepticismo

hubo gente que exclamó Levántate

ante el cuerpo inerte de Hugo Chávez

como si morirse fuera un infortunio más

que el homérico soldado sería capaz de vencer.

Hay dolores resistentes a toda lógica

conmociones tan hondas que no admiten razones

verdades postergadas para días más diáfanos

la necesidad primaria de negar lo que duele

desafiar lo irrevocable

intentar un cambio

de la inconformidad directo a la impotencia

desconsolarse con sihubieras

refugiarse en cálidas lágrimas

continuar a la memoria

confortarse entre recuerdos

reconciliarse con la vida

acoger de vuelta a la esperanza.

A veces la única manera de entender es sintiendo.

¿Qué palabras decir cuando todo ha sido dicho

y repetido sin palabras?

Un mar de fuego crepitante

solo deja espacio para el asombro.

Si te cohíbes, te alejas.

La regla principal para flotar

es distender el cuerpo.

Confiar.

No tanto en el mar

(el mar es impredecible)

como en que sabrás no ahogarte.

Permítete mecer por las olas.

En ocasiones la prudencia excusa la cobardía.

Implícate involúcrate.

No puedes contar la historia

observando tras las persianas.

Reposa del catalejo

recorre sus alamedas

disgrégate en muchedumbres

atrévete a la catálisis.

Colúmpiate y vitorea.

El relato será más justo

si parte de tus vivencias.

No disfraces la verdad en que te alojas

con artimañas manidas.

Siempre es preferible declararse

que delatarse en el intento por encubrirse.

La imparcialidad es una falacia

una salida ilusoria al laberinto de las dudas.

Pretenderla es el paso primero para deshonestidades.

Quien interpreta y conoce un mundo

no puede abstenerse al expresarlo.

Mejor sería admitir las dudas

antes que acomodarse en neutralidades.

O el desconcierto

la incomprensión

y hasta la misma ignorancia.

Las revoluciones si radicales

no producen abstemios a la política.

La indiferencia es síntoma de reforma

moderación

conservadurismo.

Desde a favor hasta en contra

en profusa gama de intensidades

tonos contornos texturas

pero en las afueras se quedan pocos.

En Venezuela los más se duelen

por lo mismo que los menos brindan.

Yo de ser menos me inquietara más

y celebrara menos.

El ánimo popular confabula con la utopía.

A una movida clave, estratégica

se encuentra el  sueño del arañero.

Si al chofer los votos próximos le confían el timón

y demuestra luego ingenio, coraje y ética conduciendo

la muerte de Chávez no habrá sido otra cosa

que su victoria final y definitiva.

Anuncios

Un comentario sobre “Desafinaciones a partir de Chávez

Agrega el tuyo

  1. Mona: ya lo leí (dos veces seguidas y una tercera para comprobar) me parece muy lindo. No lindo por quedar bien contigo, lindo porque describe ese hecho tan doloroso desde la esperanza. Todavía no sé si tú escribes prosas poéticas o poesía “prosificada”, pues tienes la capacidad de ir tejiendo con la ilusión del vuelo poético los echos cotidianos y a veces los no tan cotidianos. Pero a mi duda le respondo con uno de tus versos: “A veces la única manera de entender es sintiendo”. De lo que sí estoy segura es que haces sentir. Que el más grande de todos mis besos te llegue 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: