Edades

Hay personas con más vida que tiempo en los ojos. La edad de un alma nunca es exacta. El cuerpo cumple puntualmente cada año, pero el alma solo crece con pérdidas. La mirada es lo que mejor envejece. A veces lo hace tan bien, que incluso cuando los huesos comienzan a encogerse, es capaz de retornar a la inocencia de la infancia, no por poca vida sino por demasiada. Sin embargo, lo más desconcertante siempre, es descubrir un cuerpo sin tiempo suficiente para toda la vejez de su alma. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: