Señales de Bogotá   

Lo primero que vi de Colombia fue Bogotá. Bogotá de noche. Visión un poco distorsionada. Después de salir del aeropuerto en taxi junto a un amigo. Después de comer una tarta de tiramisú y otra de moras, tomar yogurt de fresas con granola y un capuccino, mientras esperaba en un café a que ese amigo... Leer más →

Anuncios
Entrada destacada

A mi madre, que cumple años

No tenía planes de escribir mientras estuviera en Holanda, pero hoy es el cumpleaños de mi madre y yo no estoy a su lado. Es el primer cumpleaños suyo en el que no estoy. El del año pasado fue el primero en el que no estuvieron mi hermana y mi sobrina. Hoy no estamos ninguna... Leer más →

No me extrañes que nunca te has ido

Entre ella y yo pasaron veinte años de amistad: de complicidades, peleas, reconciliaciones, corre, escóndete, ahí viene la profe, ¿por qué no me hablas?, me encantan tus lápices, ¡qué pesada estás hoy!, dime quién te gusta de la escuela, practica los besos con la rodilla o en el espejo, ¿viste que las hormigas no duermen?,... Leer más →

Her morning elegance

mi  cama es un país anárquico esférico y sin jerarquías aunque por principio descreo de los anarquistas siempre mucho menos que de los agnósticos que son sabrá dios cuántas veces más aburridos cortos de imaginación y de colores por pereza pura   pero antes yo decía que encima de mi cama soberana soy tan importante... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: